domingo, 9 de julio de 2017

OFERTA HISTÓRICA DE EMPLEO PÚBLICO


El año 2017 viene cargado de empleo. A principio de año se firmó el Acuerdo sobre Empleo Público entre Gobierno y Sindicatos. Este acuerdo estableció para 2017 una Oferta de Empleo Público de alrededor de 67.000 plazas.  Así mismo y con el fin de reducir la interinidad, este acuerdo establece también la convocatoria de 250.000 plazas en el plazo de tres años.

Esta misma semana el Gobierno aprobará una nueva oferta de empleo público con unas 8.000 plazas para Hacienda. Además, Sanidad convocará otras 14.100 plazas hasta 2019.

Este es sin duda, el momento óptimo para que te prepares una de las miles de plazas que se convocarán a lo largo del año.

Desde https://www.buscaoposiciones.com/ queremos darte unos consejos que puedan facilitarte el estudio de la plaza que desees prepararte. Las técnicas de estudio van a facilitarte estrategias correctas de aprendizaje que te van a permitir optimizar tu tiempo de estudio.

Debes prestar especial atención al ambiente donde vas a llevar a cabo tu estudio. Crear un ambiente correcto es básico para que logres una buena concentración y atención. Iluminación, temperatura, ruido, postura y mobiliario son factores a tener en cuenta.  

-          Es recomendable que estudies en una habitación que permita la entrada de luz natural, con una temperatura entre los 17º y 21º C.
-          Cuida tu postura. Mantén el tronco estirado y la espalda apoyada en el respaldo de la silla. Colócate a una distancia aproximada de 30 cm. del libro.
-           
Es importante que tengas en cuenta que existen otros factores que influyen en tu proceso de estudio:  motivación, concentración, atención y memoria.

-          Organiza el material de estudio, subráyalo, crean notas al margen etc. Cuanto más visual sea mejor lo recordarás.
-          Elabora esquemas y establece categorías. Tu adquisición del material será mejor.
-          Repasa y recita el material. La repetición aumenta la probabilidad de transferir información de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo generándose una amplia huella en tu memoria.
-          Cuando finalices tu sesión de estudio, realiza una actividad completamente distinta a esta.  Cuanto más similar sea la tarea que lleves a cabo mayor interferencia habrá con lo aprendido y peor será la huella almacenada en tu memoria.
-          Debes auxiliar a tu memoria excitando afectos emocionales mediante imágenes sorprendentes, cómicas, deformes. 
-          Sintetiza al máximo el material que debas estudiar. Su evocación será más rápida.
-          La información que no usas tiende a decaer como resultado del paso del tiempo. Es necesario, por tanto, que distribuyas tus sesiones de estudio a lo largo del día.  No debes centrar todo tu estudio en una única sesión con una mayor duración.
-          Haz descansos de 15 minutos por hora estudiada. Permitirás generar una huella en la memoria a largo plazo. 

Así mismo no conviene que descuides tu alimentación ni que alteres el ritmo circadiano del sueño. Debes seguir una dieta equilibrada, así como consumir ciertos alimentos que por sus características van a favorecer a los procesos implicados en el estudio.

-          Es importante que logres una adecuada calidad de sueño, durmiendo de forma ininterrumpida y profunda. Esto evitara o ralentizara tu agotamiento físico.
-          Evita consumir sustancias estimulantes como el alcohol, la cafeína o la nicotina. Pueden provocarte alteraciones del sueño.
-          No es recomendable que tomes alimentos ricos en proteínas ya que reduce la síntesis de serotonina en tu cerebro e incrementa la alerta.
-          Procura tomar alimentos con magnesio (aguas minerales, cereales enteros, frutos secos). Su consumo favorece la conciliación del sueño.
-          Realiza una cena rica en carbohidratos (arroz, fruta, legumbres, vegetales, etc.). Su consumo mejora tu calidad de sueño.
-          Consume alimentos que contengan fósforo (pescado, huevo, queso, almendra). Favorecen tu concentración y permiten la fluidez en la transmisión de información entre tus neuronas.
-          Consume alimentos ricos en potasio (plátano, zanahoria, patata, tomate). Colaboran en tu fortaleza muscular, el buen desempeño mental, eleva tu estado de ánimo y mejora la salud de tus arterias, venas y corazón.


La planificación tanto del tiempo de estudio como del temario a estudiar es otro factor clave que te va a ayudar a mejorar tu hábito de estudio. Deberás seguir unas fases y cumplir unos tiempos.

-          Fase 1ª: Lectura
-          Fase 2ª: Subrayado
-          Fase 3ª: Esquema
-          Fase 4ª: Resumen
-          Fase 5ª: Repaso

Debes aprender una amplia gama de técnicas que te permitan mejorar tus habilidades. La práctica continuada de ciertos ejercicios te va a permitir ejercitar procesos como la atención y la concentración.  Así mismo llevar a la práctica un conjunto de reglas mnemotécnicas básicas van a favorecer y ampliar tu capacidad memorística. 

-          Elaboración Verbal – Creación de historia

o   Cuando tienes que aprender una lista de elementos, por ejemplo, es muy útil crear una historia con los elementos a retener.
o   Es imprescindible que nos imagines estos elementos de la manera más disparatada de tal manera que su recuerdo sea más fácil.
o   Una vez que has construido la historia, es muy fácil que recuerdes la lista de palabras. Has generado una secuencia de acontecimientos, no solo relacionados entre si, sino también muy llamativos.

-          Método de Loci

o   El primer paso es imprimir en la memoria una serie de loci o lugares. Para ello has de recordar un lugar y proporcionar a cada de una de sus instancias una marca distintiva.
o   Debes utilizar un lugar que conozcas bien y del que tengas una imagen clara. Un buen lugar sería tu habitación. La visualizas con su cama, su televisión, la mesa, una guitarra y la puerta.
o   Ahora tienes que asociar cada término con cada objeto visualizado en tu habitación.


-          Acrónimos

o   Está técnica se basa en distinguir la primera letra de cada palabra a aprender y unirlas con la primera letra de cada palabra restante, de tal manera que logres una palabra común.

-          Ejercitar la mente y memoria

o   Cálculo mental: Puedes plantearte diferentes operaciones aritméticas para resolver, procurando ir elevando su dificultad.
o   Ejercita tu hábito de lectura.
o   Ejercita tu concentración y atención.


Obviamente no debes olvidar que todo el proceso que estas llevando a cabo tiene un fin, el examen. Es conveniente que prestes atención a varios factores que te pueden afectar en este momento, así como aprender diferentes técnicas de relajación que te permitan disminuir el nivel de ansiedad que puede emerger en ti en esta situación.

   Técnica de relajación progresiva de Jacobson:

o   Por medio de esta técnica aprendes a relajarte tensando y relajando alternativamente distintos grupos de músculo. Su finalidad es que aprendas a tensar sólo aquellos músculos relacionados con una actividad, manteniendo relajados aquellos que no son necesarios.
o   Debes llevar a cabo este modelo de relajación en un ambiente tranquilo, sin nada ni nadie que te perturbe. La temperatura debe ser adecuada y la luz tenue. La postura más adecuada es tumbada sobre una cama con los brazos y piernas ligeramente en ángulo y apartados del cuerpo.
o   Debes ir prestando atención a las sensaciones que tengas cada vez que tenses o relajes de tal manera que puedes identificar estas sensaciones cuando te ocurran y puedas relajarte con mayor facilidad.

-          Entrenamiento Autógeno según Schultz:

o   En esta técnica eres tú el que debe provocar las sensaciones que acompañan a la relajación.

-          Control de la Respiración:

o   Cuando te encuentres ante una situación que te desborda y empieces a notar pequeños síntomas de ansiedad, es muy útil que realices respiraciones profundas, notando como te llega el aire  al pecho. Posteriormente debes exhalar lentamente el aire.
o   También es de gran utilidad, concentrarte en tu propia respiración. De esta manera te hacemos más conscientes de su ritmo y consigues que ralentice su velocidad.

Por último, es necesario realizar ciertas matizaciones en cuanto al tipo de proceso al que te debas afrontar. Es necesario realizar ciertas diferenciaciones si vas a embarcarte en una oposición. Será adecuado hacer hincapié en este caso y ver las particularidades del mismo

-          Es necesario que sepas el tipo de examen al que te vas a enfrentar, el tiempo del que vas a disponer para su realización y como va a ser puntuado.

-          En un examen tipo test tu capacidad analítica tendrá que ser mayor. Las preguntas serán más específicas y deberás estar atento a los pequeños detalles. En un examen en el que tengas que desarrollar una materia, deberás hacer mayor hincapié en la fase de resumen. No será tan necesario atender a los detalles como al conjunto. Un examen oral requerirá que introduzcas una fase en nuestro estudio denominada recitado.

-          Otro factor importante es conocer el tiempo de duración del examen. Es muy útil que realice simulacros de examen para conseguir disminuir la ansiedad que te genere el momento inicial del examen. Las realizaciones de estos simulacros te van a permitir estructurar el tiempo de examen de la manera más adecuada a tus características y capacidades.

-          Es muy importante que prestes atención tanto a las preguntas como a las alternativas propuestas. Muchas de las respuestas que nos contabilizan como error son causa de un déficit de atención de estos aspectos.

-          Es muy normal el uso de adverbios de tiempo, como siempre, nunca, algunas veces. Estos matices son los que nos marcan la diferencia. Ocurren tanto en las preguntas como en las respuestas. Estate atento.

-          Una vez que has finalizado el examen es recomendable que realices un repaso del mismo. Puedes pensar que has contestado de una manera, pero al repasar te das cuenta que te habías equivocado.

-          El último factor a valorar es la manera en que se va a puntuar el examen. Debes conocer si las respuestas erróneas tendrán puntuación negativa o no. En caso afirmativo debes haber planificado una estrategia sobre este aspecto y no dudar en el examen sobre cómo vas a actuar. Lo recomendable es dejar en blanco aquellas respuestas de las que tengas un alto nivel de duda. Intenta asegurar el máximo de respuesta correctas porque serán estas las que te elevarán la puntuación. No pienses que la suerte te va a conducir a contestar correctamente las preguntas que dudas. Ten en cuenta que normalmente son 5 las respuestas alternativas, por lo que la probabilidad de fallar es altamente superior a la de acertar.

Ahora ya estás preparado para embarcarte en este gran proyecto de empleo.  Persigue tus fines con ahínco, piensa y siente que lo vas a conseguir y día a día vuelve a intentarlo

Estibaliz Torre Muñoz

1 comentario:

  1. New Diet Taps into Revolutionary Idea to Help Dieters LOSE 20 Pounds in Just 21 Days!

    ResponderEliminar