Páginas

miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Cómo abordar el abandono escolar?

Los días 21 y 22 de Abril asistí a las II Jornadas de innovación educativa: ¿Abandonas o te abandonan?, celebradas en el Campus Tecnológico de la Fábrica de armas. El tema que en ellas se abordó, como podréis deducir por el título, fue el del abandono escolar; un tema que no solo debe importar a la comunidad educativa, sino que también debe preocupar a la sociedad en general pues todos debemos contribuir a la mejora y solución de este problema que nos atañe ya que los niños son nuestro futuro y por lo tanto lo más importante.

Las cifras de abandono escolar en España son un tanto elevadas. A nivel europeo, con un 20%, somos uno de los países con mayor tasa de abandono; y si nos centramos a nivel de las comunidades autónomas, Castilla-La Mancha se encuentra por encima de la media española con un 20,8%. ¿A qué pueden deberse estos porcentajes tan elevados?

Son muchas las causas que pueden influir como la capacidad económica de la familia, que los padres no tengan estudios postobligatorios, la falta de motivación, que el alumno o alumna tenga una trayectoria irregular, entre otras. Pero dejando atrás las cifras y las causas, que son muy importantes, creo que en lo que más debemos centrarnos es en cómo vamos a abordar este problema y qué puede aportar la sociedad para que dichos porcentajes disminuyan.

Desde mi punto de vista y con las nuevas aportaciones de cada una de las conferencias y talleres de dichas jornadas llego a la conclusión de que el problema debe abordarse desde las etapas de infantil y primaria. Pues en estas ya podemos detectar cuando un niño se aburre en clase, o cuando no está motivado y está cansado, cuando está triste porque no quiere ir al colegio, etc. Entonces es aquí cuando debemos intervenir y no dejar pasar esta situación.

Pienso que lo primero que debemos hacer es ver la causa del absentismo del niño o la niña, es decir, el por qué se encuentra físicamente en clase pero mentalmente no está dentro del aula y no presta atención. Y una vez encontrado el problema, intentamos buscar una solución. Algunas de mis propuestas ante dicho asunto son: innovar en la metodología de enseñanza, recurrir a nuevas herramientas tecnológicas y más divertidas que motiven a nuestros alumnos e incrementen su creatividad y participación en clase, apoyar y facilitar recursos a las familias que se encuentran en riesgo de exclusión pues también influye en los niños, abrir y flexibilizar el sistema educativo, ofrecer facilidades a estos alumnos y por supuesto dar más importancia a la educación compartida entre las familias y las escuelas.
Noemí Loarte García
2ºB - Grado de Magisterio de Educación Primaria
Información de las Jornadas de Innovación Educativa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario