lunes, 3 de abril de 2017

¿Trabajar todo el día para que a tus hijos no les falte de nada, o trabajar menos y pasar más tiempo con tus hijos?

Actualmente, vivimos en un país en el que los niños tienen más falta de respeto hacia sus adultos y el absentismo a clase está a pie de calle. Esto también es debido a la falta de tiempo que tienen los padres para educar a sus hijos, ya puede ser por trabajo o por otras causas.

El caso es que el niño cada vez tiene menos feedback con sus padres, no le cuenta sus problemas, sus notas o la pelea que ha tenido con su mejor amigo, por lo que no tiene con quien desahogarse. Al no tener con quien desahogarse, se desahoga en el colegio, pero a base de rebeldía, porque necesita hacerse notar, llamar la atención, que vean que él también está presente, puesto que, en su casa, no se hace notar porque los padres no tienen tiempo para ello.

Es por esto que nos estamos enfrentando a un grave problema, y los docentes, tenemos que tomar las riendas del asunto.

De estos problemas sólo nos fijamos en las sociedades desarrolladas, pero cuando hablamos de los países subdesarrollados, nos fijamos más bien en unos derechos, en los derechos que tiene el niño, concretamente ocho, los cuales son:

1. Derecho a la vida: todo niño tiene derecho a vivir y a crecer en unas condiciones óptimas.
2. Derecho a la educación: todo niño tiene derecho a recibir una educación, a disfrutar de una vida social y a construir su propio futuro.
3. Derecho a la alimentación: todo niño tiene derecho a comer, a no pasar hambre y a no tener malnutrición.
4. Derecho a la salud: a los niños se les debe proteger de las enfermedades.
5. Derecho al agua: los niños tienen derecho a beber agua potable de calidad y tratada en condiciones sanitarias correctas.
6. Derecho a la identidad: todo niño tiene derecho a un nombre, un apellido, una nacionalidad, saber quién son sus padres y una fecha de nacimiento.
7. Derecho a la libertad: los niños tienen derecho a expresarse, a tener opiniones, a acceder a información y a participar en las decisiones que los afectan, además, tienen derecho a elegir una religión.
8. Derecho a la protección: los niños tienen derecho a vivir en un contexto seguro y protegido en el que haya bienestar. Todo niño tiene derecho a ser protegido de cualquier forma de maltrato, discriminación y explotación.

Entonces bien, ¿por qué existe la explotación infantil? ¿Por qué Adidas está explotando a estos niños y nosotros nos peleamos por sus deportivas? ¿Por qué permitimos que mueran niños cada cinco segundos de hambre? ¿Por qué bautizamos a nuestros hijos en una religión si son ellos los que tienen derecho a elegirla?

Incluso los países desarrollados, violamos sin darnos cuenta los derechos del niño, y es algo, que no debemos permitir. 


Esther Sevilla Alcobendas.
2ºA Magisterio de Primaria (Toledo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario