martes, 18 de abril de 2017

¿Qué queremos, una educación para la sociedad, o una sociedad para la educación?

El otro día me venía a la mente una pregunta, y era : ¿qué queremos, una educación para la sociedad, o una sociedad para la educación?

Y daba vueltas a la cabeza y pensaba que, si, bueno, viendo como evolucionamos, y como se hace presente el tema de la educación en los medios de comunicación, es inevitable no hablar de una sociedad para la educación, pero, por qué no nos educamos para ser sociables.

No es que busque una sociedad perfecta, pues sería una utopía, pero quiero hacer ver el valor de una buena educación, que nos sirva para educarnos en valores y en contenidos, llegando a un día de mañana en el que la educación alcance el valor que se merece, siendo en valores o en contenidos como he comentado hace un momento.

Se puede hacer hincapié en la gente que no podía ir a su escuela, esa gente que no podía tener el gusto de ir al colegio, y poder educarse en contenidos, pero si podía, por mérito de su familia, educarse en valores. Esa gente mayor, esos abuelos que educaron en su infancia los valores, esos valores resididos en el seno de una familia humilde, que no por su ausencia de colegio perdieron la educación. !No¡, ni mucho menos, pues ellos nos dan una lección de humildad, cuando al cruzarte con ellos por la calle te brindan una sonrisa, o te saludan con un feliz buenos días, y no reniegan de socializarse.

Pues bien, aquí acabo con una pregunta bien distinta, pero también parecida a la primera: ¿Una educación socializada o una sociedad educada?
Yo elijo AMBAS
Autor: Ignacio Meneses García de Blas 
Curso: 2ºB Magisterio Primaria

No hay comentarios:

Publicar un comentario